Apnea del sueño y riesgo cardiovascular

Apnea del sueño y riesgo cardiovascular

4 febrero, 2021
blog_arritmias_sintomas-4.png

La apnea del sueño o SAHS es una enfermedad respiratoria crónica frecuente que afecta a entre 1.200.000 y 2.150.000 en España. Este trastorno consiste en la obstrucción al paso del aire durante el sueño, lo que provoca ronquidos, interrupciones respiratorias y sueño intranquilo, que produce en el paciente la sensación de no descansar y tener somnolencia durante el día.

Aunque se trata de una afección muy común, más del 80% de personas que lo padecen no están diagnosticadas. Lo más frecuente es que sea la familia la que detecta irregularidades en el sueño, al escuchar ronquidos cada vez más intensos. No obstante, es importante conocer que el síndrome de apneas del sueño aumenta el riesgo cardiovascular debido a que, al dejar de respirar durante el sueño, baja el nivel de oxígeno en la sangre, lo que produce estrés en el corazón y afecta a todo el organismo. 

La apnea del sueño se asocia a hipertensión arterial durante la noche y a un aumento del riesgo cardiovascular asociado a esta en el futuro. Muchas personas que pueden parecer normotensas durante el día sufren una elevación de la presión arterial durante la noche.

Hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, accidentes cerebrovasculares o arritmias son algunas de las enfermedades que puede provocar la apnea del sueño no controlada. Según algunos estudios, las mujeres con SAHS tienen un riesgo 3,5 veces más elevado de padecer una enfermedad del corazón, mientras que el riesgo en los hombres es entre 4 y 5 veces superior.

¿Por qué las personas con apnea del sueño sufren una elevación de la presión arterial durante la noche?

Cuando las personas respiran con normalidad mientras duermen, el sistema nervioso simpático se relaja y la presión arterial desciende durante la noche. En cambio, en los pacientes con apnea, el sistema nervioso simpático permanece activo durante la noche, este no se relaja y la presión arterial no desciende e incluso sube. 

La relación de la apnea del sueño con la hipertensión arterial es conocida desde hace varios años y actualmente se reconoce como la principal causa de hipertensión arterial secundaria. Estas dos enfermedades están muy relacionadas entre sí. En los pacientes que padecen Hipertensión, entre un 30-50% también tiene apnea del sueño. Y en pacientes con hipertensión ese número alcanza el 83%.

Afortunadamente, el tratamiento de la apnea del sueño con una mascarilla que aporta presión positiva durante la noche, llamada CPAP, ha demostrado que ayuda a controlar los niveles de tensión arterial de manera significativa, especialmente durante las horas de sueño. 

¿Qué deben hacer los pacientes que sufran de apneas del sueño para evitar sufrir una enfermedad cardiovascular?

  • Controlar el sobrepreso que es uno de los mayores factores de riesgo en esta enfermedad y una de las que más contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
  • No consumir bebidas alcohólicas, sedantes o relajantes musculares ya que pueden provocar una obstrucción mayor en las vías respiratorias.
  • Realizar chequeos periódicos con un cardiólogo para detectar anomalías.

En salud y en medicina, la clave se encuentra en la prevención; por lo que si ya padeces el síndrome de la apnea del sueño, es muy recomendable que además de tu médico habitual, un especialista en cardiología conozca tu caso, revise tu salud cardiovascular y te realice las recomendaciones necesarias para una vida sana y segura. 


Dr. Luis López - Cardiólogo




Dr. Luis López - Cardiólogo



+34 965 859 536


LLÁMANOS

Llámanos si nos necesitas, estaremos encantados de atenderte.