Blog

vegieslove.jpg

12 mayo, 2022 Alimentación

Hay quienes deciden seguir una alimentación vegana por conciencia, como una filosofía de vida. Sin embargo, cada vez hay más personas que deciden adoptarla por motivos de salud. Según un estudio del American Journal of Clinical Nutrition, la dieta vegetariana reduce en un 32% el riesgo de hospitalización o muerte por accidente cardiovascular.  

Dejando a un lado, las creencias y centrándonos en la importancia de mantener una alimentación saludable, lo que podemos concluir de estos estudios es el papel esencial que cumple la alimentación en la prevención de las enfermedades cardiacas.  

 

Menor riesgo de padecer obesidad

Las personas que se alimentan con productos vegetales tienen un menor riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad, por lo que ayuda a mantener a raya posibles enfermedades cardiacas derivadas por ese problema. Mantener una dieta vegana baja en grasas puede ayudar a reducir la presión arterial y los niveles de colesterol, significativamente. Siempre y cuando, aportemos a nuestro cuerpo todos los nutrientes necesarios para mantenernos sanos. 

 

Alto valor nutricional

Este tipo de dieta no incluye alimentos que contienen grasas saturadas, azúcares añadidos o ingredientes dañinos para nuestra salud. Además, lo recomendable es mantener una alimentación vegana que incluya una amplia variedad de alimentos vegetales. La gran mayoría de estos alimentos o productos veganos, contienen fibra, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, grasas insaturadas y son antioxidantes. Por lo que, reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

 

Ayuda a prevenir otras enfermedades

Entre los beneficios que conlleva una dieta vegana se incluye el bajo aporte de grasas saturadas que contienen los productos de origen animal, así como el nulo aporte de colesterol que sólo se encuentra en el reino animal. Además, con la dieta vegetariana o vegana podemos incluir una mayor cantidad de fibra, y más aun si consumimos cereales integrales, lo cual se ha asociado a una menor prevalencia de cáncer de próstata y colon.

Las desventajas que tienen las personas que llevan una dieta vegetariana o vegana son un riesgo mayor de sufrir carencias de algunos micronutrientes, ya que el alto consumo de fibra puede impedir una correcta absorción de minerales y además, algunos nutrientes son escasos o nulos en el reino vegetal.

Por ejemplo: la vitamina B12 se obtiene de productos cárnicos únicamente, por lo tanto, los veganos pueden tener carencia de la misma y sufrir anemia como consecuencia de su déficit. Para obtenerla se puede recurrir a suplementos o a la incorporación de algas a la dieta diaria que adquieren vitamina B12 por síntesis bacteriana y por contaminación. Otro de los riesgos es sufrir carencia de hierro, porque el hierro de origen vegetal no se absorbe fácilmente y esto puede predisponer a anemias.

El ácido graso omega 3 es el gran destacado en los pescados, por eso los veganos deben tener alternativas para incorporar este tipo de ácidos grasos buenos a su dieta, por ejemplo: por medio de aceite de oliva o de frutos secos.

Por otro lado, las proteínas son siempre de origen vegetal y se sabe que las más completas y de mejor calidad nutricional son justamente de origen animal, por ello los vegetarianos y veganos deben cuidar su ingesta combinando alimentos que se complementan por carecer de aminoácidos esenciales algunos y otros no. Es el caso de las legumbres con los cereales que forman una combinación perfecta para obtener una proteína completa como la de la carne si se consumen juntas.

Una alimentación variada, rica en vegetales, te ayudará a mantener saludable tu salud cardiovascular. Si tienes cualquier duda o consulta, puedes pedir cita aquí.


AdobeStock_240837385-1200x800.jpg

Gran parte de alimentos y bebidas que consumimos contienen un alto porcentaje de azúcar. Se trata de uno de los ingredientes más comunes en nuestra dieta, sobre todo en refrescos. A pesar de ello, multitud de estudios demuestran que las personas que consumen bebidas azucaradas en exceso tienen mayor probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. En este artículo te contamos los principales riesgos que pueden que pueden afectar a tu salud.

¿Las bebidas azucaradas pueden causar enfermedades del corazón?

Las bebidas azucaradas como, por ejemplo: zumos de frutas, batidos y sobre todo los refrescos, contienen una gran cantidad de azúcar. Además, al tratarse de un medio líquido, el organismo absorbe los azúcares con mayor rapidez.
En la actualidad la gran mayoría de las bebidas azucaradas se elaboran con una combinación de azúcar de caña, y de jarabes creados a partir del almidón o fécula de maíz. Estos ingredientes con alta fructosa han permitido a la industria abaratar los costes de productos, con producciones masivas.
Las cantidades de azúcares, principalmente de fructosa es tan elevada, que nuestro hígado tiene que convertirla en grasas para poder absolverlas. Gran parte de esta grasa pasa a circular en la sangre en forma de colesterol malo y triglicéridos, haciendo que con el tiempo se formen placas y posibiliten la obstrucción de las arterias, causando efectos dañinos al corazón y resto del cuerpo.

¿Qué efectos negativos para la salud tienen los refrescos azucarados?

Como ya hemos comentado anteriormente, abusar de las bebidas azucaradas o refrescos, perjudican gravemente nuestra salud cardiovascular. Sin embargo, existen otros problemas de salud relacionados directamente con el consumo excesivo de azúcares.

• Aumenta el riesgo de contraer diabetes de tipo 2

La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes. Las bebidas azucaradas y los refrescos contribuyen al riesgo de diabetes, así como a los problemas para controlar los niveles de azúcar en la sangre en personas que ya padecen esta enfermedad. Como hemos comentado, el cuerpo absorbe los azúcares de los refrescos con mayor rapidez. Esto produce una mayor resistencia a la insulina, provocando picos altos de azúcar en la sangre.

• Mayor riesgo de padecer gota

La gota es una enfermedad producida por el depósito de cristales microscópicos de ácido úrico en las articulaciones, provocando su inflamación. Se trata de una afección que suele ser bastante dolorosa y afectan principalmente a la movilidad. A veces, estos cristales forman acúmulos que se depositan en los riñones, provocando cólicos nefríticos o alteraciones en su función.

• Aumento de peso y obesidad

El consumo excesivo de bebidas azucaradas, tienen un alto contenido de calorías, provocando el aumento de peso y, por tanto, la posibilidad de adquirir sobrepeso u obesidad. La obesidad es uno de los principales factores que pueden desencadenar enfermedades cardiovasculares, como; insuficiencia cardiaca, enfermedades coronarias, la fibrilación auricular, las arritmias ventriculares e incluso la muerte súbita.

Cuidar el corazón, comienza por mantener una vida saludable

Un estilo de vida saludable ayuda a mantener sano el corazón, y disminuir los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares. Cambiar de hábitos o reforzar aquellos que son positivos para nuestra salud, nos ayudará a mantener el corazón fuerte. Los hábitos saludables comienzan por alimentarse de una manera correcta, no fumar o hacer deporte.

Si necesitas asesoramiento o consultar cualquier problema cardiovascular, puedes pedirnos cita aquí.

 


seguros-de-salud.png

23 febrero, 2022 Dudas

Las enfermedades cardiovasculares son un problema cada vez más frecuente en la sociedad, con un impacto importante en la calidad de vida de las personas que las sufren. El estilo de vida actual, en el que se combina el estrés con unos hábitos de alimentación no saludable y en ocasiones, se suma el sedentarismo o la poca frecuencia de actividad física, predisponen la aparición de factores de riesgo como la hipertensión arterial, colesterol o diabetes y de enfermedades como la cardiopatía isquémica (angina de pecho o infarto de miocardio las más frecuentes), la insuficiencia cardíaca o las arritmias que son una enfermedad silenciosa y que sólo se detectan en chequeos cardiológicos.

En la clínica de Luis López queremos cuidar de ti y de tu corazón. Nuestra máxima preocupación es cuidar de la salud de nuestros pacientes aportando diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del corazón para disfrutar de la mejor calidad de vida desde la infancia hasta la madurez. Queremos que te sientas cómodo, tranquilo y que confíes en nosotros porque estás en las mejores manos.

Atendemos a las principales compañías de salud

En Luis López nos preocupamos por ti y por tu salud. Queremos que vengas a visitarnos y que puedas realizarte tus chequeos cardiológicos rutinarios o acompañarte y guiarte con los mejores tratamientos si ya sufres de una afección cardiovascular, por ello, tenemos un fuerte compromiso con la salud y colaboramos con una amplia variedad de seguros de salud para ser capaces de llegar a un gran número de pacientes. 

Atención especializada y personalizada

Luis López cuenta con una dilatada experiencia en cardiología, tanto en España como en otros países europeos. Recientemente ha sido galardonado con el Premio Nacional en la especialidad de cardiología ‘Bienestar y calidad de vida’ que otorga el periódico La Razón en reconocimiento a la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Además, dada su experiencia médica fuera de España, el doctor Luis López es capaz de comunicarse de forma fluida, sin intérprete, en 6 idiomas: inglés, sueco, noruego, danés, valenciano y español. También cuenta en su equipo con personal que habla holandés, alemán y francés. El objetivo, es que el paciente de cualquier habla o nacionalidad se sienta cómodo y comprendido al recibir atención personalizada en su lengua.

Principales pruebas diagnósticas cardiológicas que realizamos

Para el doctor Luis López la prevención de las enfermedades cardiovasculares es prioritaria. Por ello, ofrece entre sus principales servicios pruebas diagnósticas que muestran cualquier tipo de afección del corazón. 

  • Ecocardiografía doppler color bidimensional y tridimensional Modelo T8 GE de última generación.
  • Ecocardiografía doppler color bidimensional Vscan GE a domicilio. Modelo de última generación.
  • Holter ECG, Holter de tensión arterial (MAPA).
  • Ergometría (prueba de esfuerzo).
  • Análisis clínicos.
  • Estudio del sueño (polisomnografía).

 

Si finalmente se detecta algún tipo de problema cardiovascular, el cardiólogo proporcionará el tratamiento adecuado y ofrecerá al paciente una atención personalizada y continua. 

Si deseas visitar la consulta, recuerda que estamos en Alicante, Benidorm y Dénia y puedes pedir cita aquí.


Cardiologo-portada-Blog.jpg

29 diciembre, 2021 Dudas

El insomnio es la dificultad para dormirse o mantenerse dormido. Esta afección no sólo provoca cansancio en aquellas personas que la padecen, sino que también puede afectar de forma negativa en el funcionamiento del organismo. Además, algunos estudios revelan que puede aumentar significativamente el riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio.

Padecer de insomnio es un síntoma extraordinariamente frecuente en nuestros tiempos, bien por nuestro estilo de vida más ajetreado y con ausencia o escasez de actividad física, por la amplia exposición a dispositivos electrónicos o bien por la forma de alimentarnos. Se calcula que en el período de un año, aproximadamente un 30-40% de las personas adultas tendrán en algún momento síntomas de insomnio, con posibilidades de sufrir hipertensión y con un riesgo de entre un 41-55% de presentar un infarto de miocardio e ictus.

Sufrir insomnio en ocasiones, se convierte en un círculo vicioso del que es complicado salir porque produce un estado de hiperactivación anormal en la noche y por tanto, un deterioro del rendimiento durante el día, lo que facilita mantener los malos hábitos. 

¿Cuáles son los síntomas de insomnio?

Cuando una persona no duerme o se ha despertado varias veces durante la noche, suele achacar la causa al insomnio. Sin embargo, padecer dificultades para dormir es mucho más y estos síntomas que aparecen a continuación pueden desvelar que lo sufrimos:

  • Dificultad para conciliar el sueño a la noche
  • Despertarse durante la noche
  • Despertarse muy temprano
  • No sentirse bien descansado después del sueño nocturno
  • Cansancio o somnolencia diurnos
  • Irritabilidad, depresión o ansiedad
  • Dificultad para prestar atención, concentrarse en las tareas o recordar
  • Aumento de los errores o los accidentes
  • Preocupaciones constantes respecto del sueño

 

Consejos para dormir mejor e intentar evitar el insomnio 

En ocasiones los malos hábitos a la hora de dormir son la causa principal de este trastorno que afecta al sueño y al descanso. Por ello, es importante mantener una rutina que nos permita conciliar el sueño y mantenerlo durante al menos 6 horas para que podamos descansar.

Algunas de las medidas que podemos tomar son:

  • Mantener horarios regulares. 
  • Desconectar los aparatos electrónicos media hora antes de dormir.
  • Realizar ejercicio físico pero evitar hacerlo a la hora cercana de acostarse.
  • No tomar alimentos o bebidas azucaradas o con cafeína
  • Evita cenas copiosas o muy grasientas
  • No consumir alcohol antes de irte a dormir 
  • Y si notas que aún así no vas a poder dormir, puedes tomar medio vaso de leche templada o una infusión relajante que te ayude a conciliar el sueño.

 

Si a pesar de llevar una rutina que favorezca el correcto descanso sigues teniendo problemas de insomnio, debes consultar con tu médico para atajar el problema e identificar la causa que pueda estar provocándolo.

Recuerda que el sueño ha de ser parte de un estilo de vida saludable, como la actividad física y la alimentación equilibrada. Descansa las horas necesarias y fortalecerás tu salud. Además, recuerda que debes acudir a un cardiólogo de forma periódica para un chequeo cardiovascular

 

 


blog_arritmias_sintomas-9.png

13 octubre, 2021 Dudas

Tradicionalmente hemos escuchado que el consumo de café puede aumentar el riesgo de arritmias cardíacas, ya que se considera una sustancia muy excitante. Sin embargo, la evidencia de que el consumo de productos con cafeína aumenta el riesgo de sufrir esta dolencia cardíaca sigue estando poco fundamentada y estudios recientes demuestran que incluso puede ser beneficioso para nuestro corazón. 

Las arritmias hacen que el corazón lata demasiado rápido, lento o irregular. Se trata de un trastorno cardíaco que puede causar daños inmediatos o ser una señal de otras afecciones del corazón. Las arritmias cardíacas pueden ser causadas por múltiples factores:

  • Niveles anormales de potasio u otras sustancias en el cuerpo
  • Ataque al corazón o daño al miocardio por un ataque al corazón pasado
  • Enfermedad cardíaca que está presente al nacer (congénita)
  • Insuficiencia cardíaca o un agrandamiento del corazón
  • Hipertiroidismo
  • Algunas sustancias como alcohol o drogas o algunos medicamentos

Un estudio revela que el café no provoca arritmias cardíacas 

La Universidad de California ha realizado el mayor estudio hasta la fecha, con una duración de 4 años, y no ha encontrado pruebas de que el consumo moderado de café pueda provocar arritmias cardíacas. Según los investigadores, cada taza de café consumida, entre las cientos de miles de personas que participaron en el estudio, se asoció a un 3% menos de riesgo de que se produjera cualquier arritmia, incluida fibrilación auricular, contracciones ventriculares prematuras u otras afecciones cardíacas comunes. 

El café mejora la calidad de vida y es un aliado cardiovascular

El estudio americano también ha revelado que el consumo de café moderado (no más de 300 mg al día, unas 3 tazas) puede mejorar la calidad de vida de las personas e incrementar su longevidad y puede ser un gran aliado para la salud del corazón. Además subraya que el consumo de café puede tener múltiples propiedades beneficiosas, en parte debidas a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios, asociándose a reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, Parkinson, cáncer y mortalidad general. 

Principales beneficios que aporta el café a nuestro cuerpo y corazón

  • Ayuda a quemar grasas. La cafeína es un acelerador natural del metabolismo.
  • Aporta nutrientes, vitaminas y minerales como:
      Vitamina B3 que ayuda a controlar el colesterol y a mantener saludables la piel y los sistemas nervioso y digestivo.
      Vitamina B5, necesaria para metabolizar los alimentos y obtener energía de ellos, ya sean hidratos de carbono, grasas o proteínas.
      Vitamina B2, esencial para la producción de glóbulos rojos.
      Manganeso, clave para la producción de cartílago y de gran ayuda para prevenir la osteoporosis. Ayuda a la memoria y disminuye el cansancio.
      Potasio, fundamental para la salud muscular y ayuda a contrarrestar los efectos negativos que produce el sodio en personas con problemas de presión arterial alta.
      Magnesio que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y regula el funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
  • Es una fuente de antioxidantes que son necesarios para retrasar el proceso natural de envejecimiento y prevenir enfermedades.
  • Disminuye la probabilidad de desarrollar enfermedades como: diabetes tipo 2, alzheimer o Parkinson.
  • Protege el corazón: disminuye el riesgo de padecer un accidente cardiovascular.
  • Protege el hígado: previene el desarrollo de enfermedades como la cirrosis y el hígado graso. 
  • Reduce el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer como el de hígado y colorrectal, uno de los tipos más frecuentes y con una mayor mortalidad.

El estudio sobre la relación entre el café y las arritmias cardíacas nos muestra por tanto, que el café no afecta de forma negativa a la salud del corazón y que el consumo diario y moderado es recomendable porque nos aporta energía, vitaminas y previene de enfermedades. En la investigación también se ha destacado la importancia de evitar el consumo de bebidas energéticas porque la concentración de cafeína es mucho más elevada y estas sí pueden aumentar el riesgo de palpitaciones.

No obstante, además de llevar una dieta saludable y realizar ejercicio físico, es recomendable que acudas a un cardiólogo de forma periódica para un chequeo cardiovascular. 


blog_arritmias_sintomas-8.png

Las enfermedades cardiovasculares son actualmente la principal causa de mortalidad en la población adulta de los países desarrollados y entre los factores de riesgo modificables destaca el tipo de alimentación que llevan porque ejerce influencia sobre otros factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión, la obesidad o la diabetes.

Numerosos estudios demuestran que en nuestro país se consume una cantidad insuficiente de frutas y hortalizas, pocos cereales (y en la mayoría de los casos refinados), un exceso de productos cárnicos y derivados y una elevada cantidad de alimentos con un alto contenido en sodio, grasas saturadas y azúcares refinados.

Y las personas mayores no son una excepción en cuanto estos hábitos alimenticios, más aún teniendo en cuenta que la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia tienen una elevada prevalencia en este grupo de población. Y estas tres enfermedades están consideradas como factores de riesgo determinantes en relación a las enfermedades cardiovasculares.      

La dieta mediterránea está considerada como la más cardiosaludable, es decir, la que mejor ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Es una dieta que se caracteriza por un alto contenido de frutas, verduras, pescado azul, legumbres, frutos secos y aceite de oliva.

Sin embargo, además de saber qué alimentos debes consumir en mayor cantidad y cuáles debes limitar, hay otras cuestiones a tener en cuenta:

 

Controla el tamaño de las raciones

Sobrecargar el plato, servirte otra porción o comer hasta sentirte lleno puede hacer que comas más calorías de las que debieras.

Seguir unos pocos consejos simples para controlar el tamaño de la porción puede ayudarte a seguir una dieta y cuidar tu corazón y tu figura:

  1. Usa un plato o tazón pequeño para ayudar a controlar las porciones.
  2. Consume más alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes, como frutas y vegetales
  3. Consume menores cantidades de alimentos con alto contenido calórico y de sodio, como comida rápida, procesada o refinada.

 

Come más vegetales y frutas 

Las verduras y frutas son buenas fuentes de vitaminas y minerales. Las verduras y frutas también tienen pocas calorías, son ricas en fibra dietética y contienen sustancias que pueden ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares. 

Elige recetas que tengan verduras o frutas como ingredientes principales, como verduras salteadas o frutas frescas mezcladas en ensaladas.

 

Elige cereales integrales

Los granos integrales son buenas fuentes de fibra y otros nutrientes que cumplen un papel en la regulación de la presión arterial y la salud del corazón. 

 

Limita la ingesta de grasas no saludables

Limitar la cantidad de grasas saturadas y grasas trans que consumes es un paso importante para reducir el nivel de colesterol en sangre y disminuir tu riesgo de enfermedad de las arterias coronarias.

Hay formas sencillas de reducir estas grasas:

  1. Quita la grasa de la carne o escoge carnes magras con menos de un 10 % de grasa.
  2. Usa menos mantequilla, margarina y grasa al cocinar y servir.
  3. Usa sustitutos de bajo contenido de grasa cuando sea posible, como salsas con bajo contenido en sodio o yogur bajo en grasa.

 

Elige fuentes de proteínas con bajo contenido de grasa

Carnes magras, pollo y pescado; lácteos de bajo contenido de grasa y huevos son algunas de las mejores fuentes de proteína. Elige opciones como pechugas de pollo sin piel en vez de hamburguesas de pollo fritas y leche desnatada en vez de leche entera.

 

Reduce la sal en las comidas

Si bien reducir la cantidad de sal que añades a la comida en la mesa o mientras cocinas es un buen primer paso, mucha de la sal que consumimos viene de alimentos enlatados o procesados, como sopas, productos horneados y cenas congeladas. Comer alimentos frescos y sopas y estofados caseros puede reducir la cantidad de sal que consumes.

 

Un capricho de vez en cuando

Permítete un capricho de vez en cuando pero que no se debe convertir en una excusa para abandonar tu plan de alimentación saludable.

Si incorporas estos consejos a tu vida, descubrirás que una alimentación saludable para el corazón es algo que se puede hacer y disfrutar. Con un poco de planificación y unos reemplazos simples, podrás comer teniendo el corazón en mente. Recuerda también visitar al cardiólogo para tu chequeo rutinario. Si deseas visitar mi consulta, recuerda que estamos en Alicante y en Benidorm y puedes pedir cita aquí.


blog_arritmias_sintomas.png

28 junio, 2021 Dudas

El ejercicio físico que se practica de forma regular previene de enfermedades y accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares, además reduce la probabilidad de que aparezcan factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, el colesterol elevado, la diabetes o la obesidad. Este efecto preventivo es también extensible a aquellas personas que ya han sufrido un episodio y en ello coinciden todos los expertos.

Actualmente, entre las tendencias deportivas se encuentra el running, un deporte muy saludable en el que se realiza un esfuerzo físico considerable y para el que es recomendable que el corazón se encuentre sano y fuerte. Es por ello que los corredores o aquellos que practican este deporte de forma amateur deben chequear su sistema cardiovascular con un cardiólogo para que puedan realizar esta actividad sin riesgos.

 

¿Qué ejercicio es el idóneo para fortalecer el corazón?

Es importante que el tipo de ejercicio sea aeróbico (correr, caminar, montar en bicicleta, bailar…), ya que para estas actividades la respiración es fundamental, además tienen un componente esencial para el trabajo cardiovascular: la resistencia. Los ejercicios anaeróbicos o de fuerza (como pesas, abdominales) son recomendables pero no aportan tantos beneficios para el sistema circulatorio, por lo que es recomendable combinarlos con los aeróbicos para obtener resultados. 

La frecuencia y la intensidad con la que se realiza una actividad física también es clave. Por ejemplo, los niños y adolescentes entre 5 y 17 años deberían realizar al menos 60 minutos de ejercicio aeróbico al día, con intensidad media-alta. En el caso de los adultos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda realizar al menos 150 minutos a la semana de actividad deportiva aeróbica.

 

Beneficios para el sistema cardiovascular

Estos son algunos de los efectos positivos que nos aporta:

  • Disminuye la frecuencia cardíaca estando en reposo.
  • Aumenta la cantidad de sangre que el corazón expulsa en cada latido, esto significa que tu corazón necesita gastar menos energía para trabajar con normalidad.
  • Estimula la circulación sanguínea dentro del propio músculo cardíaco, además de aumentarla en el resto de músculos. 
  • Evita la formación de coágulos dentro de las arterias y, como consecuencia, que se puedan producir infartos o ictus.
  • Contribuye a reducir la tensión arterial. A las personas que sufren de hipertensión se les recomienda seguir una dieta hiposódica rica en frutas y verduras, además de la práctica de actividad física, con el objetivo de controlarla e incluso conseguir reducir la dosis de medicación.
  • Ayuda a controlar el colesterol. Hay que tener en cuenta que los pacientes que lo sufren tienen un riesgo 13 veces superior a padecer una enfermedad coronaria que la población general, por lo que controlarlo es de suma importancia.  
  • Disminuye el riesgo de sobrepeso-obesidad. Aquellas personas que tienen sobrepeso u obesidad tienen también mayor riesgo de patología cardiaca. 
  • Ayuda a mantener en límites saludables los niveles de glucosa. La diabetes es una enfermedad que puede ser silenciosa, es decir, que puede evolucionar sin dar síntomas y al diagnosticarse ya es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiacas. Practicar actividad física ayuda a evitar que las cifras de glucosa se sitúen por encima de los límites saludables.

Correr, bailar, montar en bicicleta son actividades muy recomendables para mantener la salud cardiovascular pero, para aquellos que no estén acostumbrados a hacer ejercicio físico de forma habitual, se puede empezar haciendo algo tan sencillo como caminar, ya que es una actividad muy completa al alcance de la mayoría de personas e ideal para todas las edades. 

 

Ten en cuenta que si sufres una enfermedad cardiovascular, la intensidad, cantidad y tipo de actividad debe indicarla un cardiólogo, en función de tu patología y grado de recuperación. En cambio, si ya practicas algún deporte, es recomendable que te realices una prueba de esfuerzo para controlar que la actividad física que realizas sea acorde a tu capacidad cardiovascular. 

En mi consulta, cuidamos de ti y de tu corazón. Si quieres disfrutar de una mejor calidad de vida, contacta conmigo.


blog_arritmias_sintomas-6.png

6 mayo, 2021 Noticias

Todas las mujeres se enfrentan a la amenaza de enfermedades cardíacas. Conocer los síntomas y riesgos exclusivos que se presentan en las mujeres, así como llevar una dieta saludable para el corazón y hacer ejercicio, pueden protegerte.

Con frecuencia, se piensa que la enfermedad cardíaca es un problema mayor para los hombres. Sin embargo, es una causa de muerte muy común también en las mujeres y cada seis minutos en Europa fallece una mujer por enfermedad cardiovascular. Además las afecciones del corazón suelen ser más graves en las mujeres y mientras que en los hombres la probabilidad de morir tras su primer infarto es de un 30%, en las mujeres esta cifra se eleva hasta el 50%.

Los síntomas en las mujeres pueden diferir de los de los hombres y es importante conocerlos para comenzar a reducir el riesgo.

Síntomas de ataque al corazón en mujeres

El más común de los síntomas tanto en hombres como mujeres es algún tipo de dolor punzante en el pecho que puede durar unos pocos minutos de forma continuada o que aparece y desaparece. Sin embargo, este síntoma no es el más notorio, especialmente en mujeres porque tienden a tener obstrucciones no solo en las arterias principales, sino también en las más pequeñas que suministran sangre al corazón, una afección llamada enfermedad cardíaca de vasos sanguíneos pequeños o enfermedad microvascular coronaria.

Por tanto, ellas pueden llegar a sentir un infarto de miocardio como una presión o tensión en el pecho pero también pueden ocurrir sin dolor pectoral. Otros síntomas que describen las mujeres son:

  • Falta de aliento o fatiga inusual
  • Dolor en uno o en los dos brazos
  • Mareos o pérdida de visión 
  • Malestar en la zona del cuello, hombros, parte superior de la espalda o abdomen
  • Náuseas y vómitos o indigestión 
  • Sudoración inusual

Factores de riesgo de enfermedades del corazón para las mujeres

A los factores de riesgo tradicionales y de los que ya hemos hablado en anteriores artículos como el colesterol alto, presión arterial elevada y obesidad, que afectan tanto a mujeres como a hombres, hay que añadirle otros factores que pueden desempeñar un papel más importante en la aparición de las enfermedades cardíacas en las mujeres, como son los siguientes:

  • Las mujeres que sufren de diabetes son más propensas a presentar enfermedades cardíacas y con un mayor riesgo de sufrir infartos de miocardio sin síntomas. 
  • Los niveles bajos de estrógeno después de la menopausia representan un riesgo considerable de presentar enfermedades en los vasos sanguíneos de menor tamaño.
  • Fumar es un factor de riesgo mayor para las enfermedades cardíacas en las mujeres más que en los hombres.
  • El estrés y la depresión pueden afectar en mayor grado al corazón de las mujeres que de los hombres.
  • La presión arterial alta o la diabetes durante el embarazo pueden aumentar el riesgo a largo plazo de la madre de padecer presión arterial alta y diabetes, enfermedades que elevan el riesgo de patologías cardíacas.
  • La vida sedentaria (más frecuente en mujeres que en hombres) también es un factor de riesgo importante.
  • La herencia genética supone un riesgo más alto para mujeres que para hombres, según diversos estudios.

Debido al mayor riesgo que suponen las enfermedades cardíacas para los hombres que para las mujeres, es necesario llevar un control exhaustivo en todas las edades, no sólo las mayores de 65 años, especialmente aquellas con antecedentes familiares.

Recuerda siempre que llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo, además de realizar chequeos rutinarios un cardiólogo para prevenir y detectar a tiempo posibles enfermedades. 

Si deseas pedir cita conmigo para realizarte un chequeo cardiológico, puedes hacerlo en la consulta de Alicante o Benidorm.


blog_arritmias_sintomas-5.png

11 marzo, 2021 Dudas

La apoplejía es un accidente cerebrovascular o ataque cerebral que sucede cuando se detiene el flujo sanguíneo del cerebro. Al no poder recibir el oxígeno y nutrientes que necesitan, las células cerebrales comienzan a morir en minutos. Esto puede causar un daño severo al cerebro, discapacidad permanente e incluso la muerte. El tratamiento oportuno y a tiempo puede salvar la vida y aumentar la posibilidad de una rehabilitación y recuperación exitosa.

La prevalencia de la apoplejía es elevada, especialmente en personas de edad avanzada. Por ello, es importante conocer sus síntomas y sus factores de riesgo que te contamos a continuación.

Factores de riesgo para sufrir apoplejía 

Existen numerosos factores de riesgo para sufrir apoplejía. Por una parte están los factores de riesgo no modificables, que engloban la edad, el sexo o los antecedentes familiares.

A partir de los 55 años, se duplica el riesgo de padecerla con cada 10 años que pasan. Además, hay una mayor incidencia en hombres que en mujeres. También cabe destacar que si algún familiar ha sufrido apoplejía, incrementa la posibilidad de que ocurra.

Sin embargo, también existen factores de riesgo que sí son modificables:

  • Hipertensión arterial. Es el trastorno vascular más frecuente y su incidencia también aumenta con la edad. Las cifras normales de tensión arterial son de 130/80 mmHg. Para controlar mejor la presión arterial y reducir el riesgo de apoplejía, debemos limitar el consumo de sal a 2 gramos al día.
  • Ser fumador. El tabaco se relaciona con un efecto nocivo directo para las arterias y aunque cada vez más personas dejan de fumar, las cifras siguen siendo elevadas.
  • Tener el colesterol alto. Las cifras de colesterol por encima de 200 mg/dL se relacionan con problemas de ateroesclerosis y con un mayor riesgo de obstrucción arterial. Por ello, es esencial cuidar la dieta y reducir el consumo de grasas, especialmente saturadas.
  • Ser una persona sedentaria. Se recomienda, como mínimo, caminar media hora al día, cinco días a la semana.
  • El estrés también es un importante factor de riesgo cardiovascular.
  • La diabetes se considera determinante y hay que controlarla mediante tratamiento.
  • El consumo de alcohol o drogas ilegales.

Síntomas de la apoplejía y cómo identificarlos                                     

Los síntomas del accidente cerebrovascular o conocido comúnmente como apoplejía ocurren a menudo rápidamente pero pueden identificarse  porque incluyen:

  • Entumecimiento o debilidad repentina de la cara, brazo o la pierna (especialmente a un lado del cuerpo)
  • Confusión repentina, dificultad para hablar o para entender el habla. 
  • Problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos
  • Dificultad repentina para caminar, mareos, pérdida del equilibrio o coordinación
  • Dolor de cabeza severo y repentino sin causa conocida

No obstante, hay ocasiones en las que se puede presentar de baja intensidad y de corta duración, por lo que puede pasar desapercibida. Puede ocurrir y sólo sentir debilidad muscular sutil o pequeños episodios de desorientación o amnesia.

¿Qué tratamiento seguir para la apoplejía?

Para este tipo de accidente cerebrovascular, el mejor tratamiento es la prevención. Te recomendamos que acudas a un cardiólogo para que te realice un chequeo médico y te ayude a controlar los factores de riesgo modificables.

No obstante, si sientes alguna vez los síntomas que hemos comentado, es vital que acudas de manera precoz a urgencias, ya que durante las primeras horas tras el episodio, es más probable recuperar las funciones afectadas.

En cambio, si ya has sufrido un episodio de apoplejía o sufres cualquier otra enfermedad cardiovascular, es importante que un cardiólogo estudie tu caso, te asigne un tratamiento adecuado y te acompañe en el proceso. Si lo deseas, puedes pedir cita conmigo en la consulta de Alicante o de Benidorm.


blog_arritmias_sintomas-4.png

4 febrero, 2021 Dudas

La apnea del sueño o SAHS es una enfermedad respiratoria crónica frecuente que afecta a entre 1.200.000 y 2.150.000 en España. Este trastorno consiste en la obstrucción al paso del aire durante el sueño, lo que provoca ronquidos, interrupciones respiratorias y sueño intranquilo, que produce en el paciente la sensación de no descansar y tener somnolencia durante el día.

Aunque se trata de una afección muy común, más del 80% de personas que lo padecen no están diagnosticadas. Lo más frecuente es que sea la familia la que detecta irregularidades en el sueño, al escuchar ronquidos cada vez más intensos. No obstante, es importante conocer que el síndrome de apneas del sueño aumenta el riesgo cardiovascular debido a que, al dejar de respirar durante el sueño, baja el nivel de oxígeno en la sangre, lo que produce estrés en el corazón y afecta a todo el organismo. 

La apnea del sueño se asocia a hipertensión arterial durante la noche y a un aumento del riesgo cardiovascular asociado a esta en el futuro. Muchas personas que pueden parecer normotensas durante el día sufren una elevación de la presión arterial durante la noche.

Hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, accidentes cerebrovasculares o arritmias son algunas de las enfermedades que puede provocar la apnea del sueño no controlada. Según algunos estudios, las mujeres con SAHS tienen un riesgo 3,5 veces más elevado de padecer una enfermedad del corazón, mientras que el riesgo en los hombres es entre 4 y 5 veces superior.

¿Por qué las personas con apnea del sueño sufren una elevación de la presión arterial durante la noche?

Cuando las personas respiran con normalidad mientras duermen, el sistema nervioso simpático se relaja y la presión arterial desciende durante la noche. En cambio, en los pacientes con apnea, el sistema nervioso simpático permanece activo durante la noche, este no se relaja y la presión arterial no desciende e incluso sube. 

La relación de la apnea del sueño con la hipertensión arterial es conocida desde hace varios años y actualmente se reconoce como la principal causa de hipertensión arterial secundaria. Estas dos enfermedades están muy relacionadas entre sí. En los pacientes que padecen Hipertensión, entre un 30-50% también tiene apnea del sueño. Y en pacientes con hipertensión ese número alcanza el 83%.

Afortunadamente, el tratamiento de la apnea del sueño con una mascarilla que aporta presión positiva durante la noche, llamada CPAP, ha demostrado que ayuda a controlar los niveles de tensión arterial de manera significativa, especialmente durante las horas de sueño. 

¿Qué deben hacer los pacientes que sufran de apneas del sueño para evitar sufrir una enfermedad cardiovascular?

  • Controlar el sobrepreso que es uno de los mayores factores de riesgo en esta enfermedad y una de las que más contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
  • No consumir bebidas alcohólicas, sedantes o relajantes musculares ya que pueden provocar una obstrucción mayor en las vías respiratorias.
  • Realizar chequeos periódicos con un cardiólogo para detectar anomalías.

En salud y en medicina, la clave se encuentra en la prevención; por lo que si ya padeces el síndrome de la apnea del sueño, es muy recomendable que además de tu médico habitual, un especialista en cardiología conozca tu caso, revise tu salud cardiovascular y te realice las recomendaciones necesarias para una vida sana y segura. 



Dr. Luis López - Cardiólogo




Dr. Luis López - Cardiólogo



+34 699 295 327


LLÁMANOS

Llámanos si nos necesitas, estaremos encantados de atenderte.